Sacerdote a padres de familia: Ideología de género produce “intoxicación moral” en niños

CIUDAD DE MÉXICO, 03 Ago. 19 (ACI Prensa).-
El sacerdote mexicano Hugo Valdemar advirtió a los padres de familia sobre la “intoxicación moral” que puede causar en los niños la ideología de género en las escuelas.

En una reciente columna publicada en el diario mexicano ContraRéplica, titulada “La tóxica ideología de género”, el P. Valdemar, que durante 15 años fue vocero de la Arquidiócesis Primada de México, recordó que “el mayor embuste del demonio es hacer creer que no existe, y si no existe entonces no tiene sentido estar en alerta y menos aún combatirlo”.

“Lo mismo pasa con una de sus obras que es la Ideología de género, se niega en el ámbito público, pero como una humedad se va expandiendo poco a poco sin que los padres de familia se den cuenta de su presencia en la educación pública y de la intoxicación moral que puede causar en sus hijos”, señaló.

El sacerdote, hoy canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, subrayó que “el sexo es un componente biológico de los seres humanos, nacemos hombre y mujer, incluso si una persona desarrolla más adelante una preferencia sexual por su propio sexo, no deja de ser hombre o mujer”.

“Y si se trata hormonal y quirúrgicamente para cambiar de sexo, en realidad, genéticamente es imposible el cambio, seguirá siendo hombre y mujer”, precisó.

“Sin embargo, la irracional ideología de género afirma que no nacemos hombre o mujer, sino que el género es una construcción social y cultural, entonces tenemos que si un hombre se siente mujer, se debe respetar su sentimiento subjetivo de que es mujer, se le debe reconocer como tal y el Estado está obligado a pagar su capricho patológico cubriendo las gastos que conlleven dichos tratamientos, como si no hubiera verdaderas urgencias médicas, que requieren esos esfuerzos y recursos”.

El P. Valdemar explicó que su advertencia de produce en el marco del próximo debate de la Ley Reglamentaria de la Reforma Educativa, “que está en espera de aprobación en un congreso donde la mayoría la forman legisladores del nefasto partido Morena”, del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El sacerdote criticó que el grupo político de López Obrador es “proclive a la irracionalidad, el sectarismo, y a los antivalores como son el aborto, la eutanasia, el consumo de drogas y otras aberraciones criminales e inmorales”.

“Los padres de familia deben estar muy atentos a fin de no permitir lo que, de suyo, es un derecho, consagrado en la Declaración de los Derechos Humanos que dice: ‘Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos’”, indicó.

El presbítero remarcó que “una verdadera democracia tiene el deber de proteger y respetar los derechos humanos que cada persona posee por su dignidad intrínseca, valores fundamentales son el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada sobre el único matrimonio que puede existir que es entre un hombre y una mujer, la libertad de la educación de los hijos, y la promoción del bien común en todas sus formas”.